¿Quién soy?

Más allá de hablar de mí mismo, creo y siento que mis mejores credenciales son las referencias que tienen de mí personas reconocidas en el ámbito de la salud mental y emocional, así también como del camino espiritual.

"En  la búsqueda interminable de reconocerme y descubrir mi propósito en la vida, Fernando Yon ha sido una de las personas más importantes.  Su constante actualización, su mente que se abre más y más al conocimiento,  en conjunto con un corazón  que desborda empatía y compasión  lo convierten en uno de los terapeutas más destacados en Guatemala.  Fernando acompaña con un amor sutil,  el respiro que todo ser que se encuentra en la ruta de la evolución necesita.  Siempre encuentra aquel escrito que necesitas leer, esa música que puede acompañarte a meditar, esa pregunta que te debes responder y esa frase que te puede ayudar a despertar.  La calidez de su persona te invita a que goces del viaje iniciático hacia tu interior. Es simplemente una persona con la gran vocación del que acompaña al recuerdo de  sí mismo."
Gabriela Mondragón. Terapeuta Transpersonal y
Directora de la Revista Faceta Humana

"Existen y conozco a muy pocas personas que viven lo que predican, y que están continuamente en la profunda labor de descubrir al Dios de todas las religiones que habita dentro de cada uno de los seres humanos. Entre esos pocos e indispensables seres para que una  sociedad evolucione está Fernando Yon, una mente insaciable de conocimiento, un corazón rebosante de sabiduría, y una inagotable compasión y curiosidad por la complejidad de la vida. Un guerrero del espíritu, mezcla de alma antigua con inocencia de niño, sencillo pero complejo, abstracto pero conciso. Cualquiera que se adentre a los confines de su clínica, inevitablemente en algún recoveco de su proceso terapéutico se topará cara a cara ya sea con Dios, la Verdad o la Luz, o lo más probable con los 3 al mismo tiempo, la mayor parte del tiempo."
Dr. Sergio M. Carranza. Psiquiatra

"El desarrollo psicológico y espiritual es una capacidad de evolución innata en todo ser humano. Es parte del movimiento eterno hacia la unidad; el descubrimiento de nuestro verdadero potencial.  Todas las personas nacemos y morimos; morimos y nacemos constantemente, como parte del proceso de nuestra transformación en el viaje de nuestra vida.  Fernando Yon nació después de varias muertes y crisis prolongadas, invernando en diferentes sitios del inconsciente, decidió de una vez por todas compartir miel y leche con el resto de los mortales.
Durante siglos, culturas enteras han tratado a las transformaciones internas como un aspecto necesario y deseable de la vida. Sin embargo, hoy como nunca, existen muchas almas sedientas de conocimiento y deseos de compartir; Fernando es una de esas almas.  Es una especie de alienígena, extraño, poco común.   "¿Tiene corazón este camino? “ (nos enseña Don Juan) “Si lo tiene, el camino es bueno; si no lo tiene, no sirve para nada.” Fernando observa detalladamente cada uno de los caminos, los pone a prueba y luego se pregunta a sí mismo la naturaleza de la ruta.  Su mística acuña la respuesta a seguir, y es sin duda, ésta bella emoción contemplativa la fuente de su arte y su conocimiento reflexivo. 
El tamaño de las ideas se puede medir hoy en día con un sombrero; por eso hay sombreros de diversas medidas.  Fernando Yon no usa sombrero. No lo necesita; pues su infinito, estructurado y brillante pensamiento no cabe en ninguno."

Lic. Arturo Archila. Psicólogo Clínico

"No es fácil enfrentarse a las profundidades del Ser, se necesita generar al Guerrero Interno para hacerlo y confiar en que en esos territorios desconocidos es donde se encuentra el tesoro más grande que podamos desear.  Fernando es una de esas personas que está decidida a explorar los caminos que le prometan encontrarse y conocerse y sabe que siempre tiene la guía del Poder Superior que mora en él.  Para poder dar hay que tener, y Fernando tiene mucho para dar. Lo conocí primero como alumno y eso me dio la gran oportunidad de su amistad.  Gracias Fernando por estar en el tren de mi vida.

Gisela Valdeavellano. 
Máster e Instructora en Programación Neurolinguística.
PNL Guatemala
Next

Terapia

Motivos más frecuentes para buscar un psicólogo:

Nacemos como seres perfectos, pero a lo largo de nuestra historia personal nos vemos afectados por un sinnúmero de factores que dañan nuestra mente, nuestras emociones y la manera en que nos relacionamos con el mundo.
La psicología ayuda a las personas normales que desean sanar diversos conflictos, bloqueos o heridas que vienen arrastrando de su historia, y que desean ser felices y vivir en plenitud.
A pesar de ello, muchas personas tienen el concepto erróneo que ir al psicólogo es motivo de vergüenza, que es algo para locos y gente desquiciada con problemas muy serios. Pero también, cada vez más personas están entendiendo y experimentando que la terapia es un camino de autodescubrimiento, un espacio para reflexionar, pero sobre todo para sanar antiguos conflictos y heridas y tener las herramientas adecuadas para lograr soluciones y una nueva  vida.
A través de la terapia, trabajamos de manera integral el área emocional, las creencias, el sistema familiar e incluso el aspecto espiritual.
Actualmente, la psicología ha evolucionado de tal forma que ya no son necesarios procesos terapéuticos tan largos, y para ello aplicamos en los procesos terapéuticos técnicas como:

La terapia se da en un espacio de sanación, donde la confidencialidad es fundamental, donde no se juzga sino indagamos en la historia personal para sanar los bloqueos del pasado pero nunca perdiendo de vista el objetivo a alcanzar.
A lo largo de la terapia,  constantemente se propiciarán intervenciones que faciliten la curación emocional y lograr una capacidad para enfrentar eficazmente eventos y situaciones dolorosas de la vida.

Next

Constelaciones Familiares

Las Constelaciones Familiares es una herramienta terapéutica que se realiza en grupo para resolver problemas diversos como las relaciones de pareja, la situación económica o profesional e incluso enfermedades y pone en evidencia la conexión profunda que cada persona tiene con su familia en una o varias de sus generaciones.

En una Constelación Familiar sale a luz la dinámica oculta que es la responsable de la situación que se desea resolver además de iniciar un proceso de cambio y sanación.
La importancia de las constelaciones familiares radica no solamente en el hecho de que pueda permitirnos sanar aspectos de nuestras vidas, sino que produce un gran y benéfico efecto  en el alma familiar y frecuentemente tras una constelación, empiezan a sucederse cambios en las familias o grupos de personas  involucradas.

¿Cómo se realiza una Constelación Familiar ?

Para realizar este proceso terapéutico no se requiere de la presencia de toda la familia, ya que se puede trabajar a partir de una sola persona que representa a todo el sistema familiar.
La persona que constela, primeramente refiere su intención de resolver alguna situación determinada y con la guía del facilitador elige entre los diversos participantes del taller, a los representantes para aquellas personas involucradas en la situación y que integran su sistema familiar.
Cada una de los representantes se conectan con emociones o sensaciones físicas de los verdaderos familiares  a quienes están representando a pesar de no conocerlos personalmente o saber la forma de cómo se comportaban.
Estos representantes no tratan de inventar un rol ni de representar un personaje como si fuera una obra de teatro, simplemente reportan sus sensaciones y lo que están experimentando realmente.
El facilitador en ocasiones pregunta a los representantes por sus sensaciones físicas y sentimientos, los cuales están determinados por el lugar y el rol que ocupan. Además, el Constelador interpreta y produce movimientos de ubicación  y frases que los representantes van repitiendo y que a partir de ahí se va desarrollando la constelación donde se devela la dinámica oculta del sistema familiar y se trata de llegar a la solución de la problemática, hasta donde las circunstancias lo permitan.
Viviendo este proceso de transformación e interiorizando la nueva imagen, el cliente encuentra el camino a la reconciliación con el propio destino, a la aceptación del propio lugar en el sistema, a la expresión de un amor auténtico y consciente hacia todos los miembros de su familia.

¿A quiénes beneficia una Constelación Familiar?

A personas que tienen problemas de pareja, separaciones y divorcios, relaciones conflictivas o codependientes.
A personas que hayan vivido repetidas experiencias de fracasos y bancarrotas, bloqueos con la prosperidad y el éxito, dificultades en el ámbito laboral.
A aquellos que padezcan enfermedades o problemas de salud, que tengan cualquier tipo de adicción y/o trastornos de la alimentación (bulimia, anorexia, obesidad).
A personas que tienen dificultades en sus relaciones familiares, peleas entre hermanos, problemas de herencias, etc.
A familias con varias muertes, accidentes trágicos,  suicidios, patrones de enfermedades o hayan sufrido pérdidas por guerras y que desean sanar los acontecimientos de su historia.

Cualquier problema, conflicto o situación puede ser constelado.
Next

Testimonios

La clínica

Un espacio cálido, tranquilo y acogedor que aunado al aroma del incienso y una tranquila música de fondo le harán sentir como en casa, propiciando en usted la comodidad y confianza necesaria para conversar sobre sus problemas, reestructurar su vida y sanar su alma. Un lugar para recuperar la armonía que tanto necesita.

Nuestra Ubicación

Diagonal 6, 10-50, Z. 10, Edif. Interamericas, Torre Norte, 6o. Nivel, Of. 604

Contacto